Coches-de-los-noventa

La década de los años 90 fue una época especial por muchas razones, si la viviste lo sabes de buena mano y poco te podemos contar que no sepas. Los jóvenes no llevaban el famoso “POU” sino que tenían su Tamagotchi, se nutrían del estilazo que desprendía el príncipe más “Fresh” de la tele, pegaban en las paredes o en cualquier superficie su mano loca, se reían del único nerd que provocaba sonrisas en “Cosas de casa”, pasaban el tiempo perdido jugando al Tetris en las máquinas recreativas sin tener que entrar Facebook a pedir más vidas, los futbolistas deseaban llegar lejos no por ver a Messi regatear, si no por Oliver Atom y sus carreras interminables.

Pero si algo dejó huella de esta gloriosa década, sin duda fue el diseño de coches memorables que marcaron la historia del automóvil. Muchos de los que nos leen habéis subido a un coche fabricado en los 90. A continuación, haremos un breve repaso a una de las décadas más inspiradoras del último siglo a través de 10 coches que dejaron huella.

Renault Clio Williams 150 CV

Este Clio fue uno de los utilitarios que mejor supo transmitir un espíritu deportivo para el colectivo de conductores más joven.

l-clio-williams-2-551f1d8cd8673

Surgido de la excelsa asociación entre Renault y Williams F, era un coche enfocado principalmente para correr en el circuito de rallies. Para integrarlo en la competición, sobró con añadir unos cuantos rasgos deportivos, usando de base el Clio 16 Válvulas con la modificación a cargo de la división Renault Sport. Todos los Clio Williams fueron originalmente azul marino, color característico del constructor inglés de Formula 1.

Las llantas Speedline 15” de aleación ligera doradas fueron uno de sus sellos distintivos, la sugerente toma de aire en el capó hacía pensar en el potente motor 2.0 de 150 caballos, asientos de competición con una envoltura que daban un confort realmente bueno para ser un utilitario compacto deportivo, un agradable fondo azul de los relojes y un alerón hacían que el Clio Williams fuese tan distintivo. 150 CV de potencia a 6.500 rpm, de 0 a 100 Km/h en 7.5 seg y 15.3 seg los 400 mts, todo esto sin necesidad de retocar al motor.

Se hicieron primero 500 unidades necesarias para homologar al Clio en el circuito de rallies. En total se hicieron 12.080 Renault Clio Williams en Francia entre 1993 y enero de 1996 en 3 series, todas venían con una chapa indentificatoria con su número correspondiente. Una curiosidad era que ninguno tenía aire acondicionado porque bajo el capó, el motor ocupaba mucho espacio para instalar el compresor, sin embargo algunos pudieron instalarlo.

Opel Calibra

Fabricado entre 1989 y 1997 con gran éxito, captó a la perfección el concepto de deportivo para la clase media. ¿Cuántos de los niños nacidos en los 80 soñaron con conducir uno de estos?

Opel-Calibra-Keke-Rosberg-edition

El Opel Calibra fue un coupé que marcó a fuego a sus poseedores debido a su excelente comportamiento deportivo. Su carrocería tenía un diseño adelantado a su época. Fue el sucesor del Opel Manta y se fabricó en Alemania y Finlandia. En España se empezó a vender en 1990 y estuvo en los concesionarios hasta 1997, cuando dejó de fabricarse.

Durante el desarrollo del Calibra, los ingenieros de Opel se centraron en la protección frente a los peatones, una prioridad máxima hoy en día, también contaba con ABS, característica que empezaba a florecer en los equipamientos de serie.. Su diseño innovador y su figura estilizada, marcarían las pautas del diseño de vehículos en el futuro.
Todos los motores del Calibra eran de gasolina y la gama empezaba con un cuatro cilindros en línea 2.0i 8v de 115cv. Era un bloque de los más fiables de la casa y se mantuvo durante toda la vida del modelo con pocas modificaciones. El siguiente escalón del coupé de Opel era el 2.0 16v de 150cv, y aunque ahora nos parezca una potencia de risa fue conocido por muchos como la “bala roja” y estaba considerado uno de los mejores motores de Opel en cuanto a prestaciones. Más adelante, al 2.0 de 16v se le instaló un turbocompresor para alcanzar los 200 CV de potencia.

Los mercados más grandes del Calibra fueron Alemania, el Reino Unido, Italia, España y Francia, y se convirtió en una de las bases favoritas entre los amantes del tuning. La versión de entrada de 115 CV lideraba las ventas con una producción total de 130.000 unidades, seguido de la versión 2.0 de 150 CV con más de 61.000 unidades vendidas.

OpelCalibraDTM

El Opel Calibra compitió en el Deutsche Tourenwagen Meisterschaft (DTM) alemán y en el Campeonato internacional de Turismos con una versión potenciada a 470 CV, llegando a proclamarse campeón de la primer categoría en 1996, con el alemán Manuel Reuter al Volante.

Renault Twingo

Este pequeño gran coche salió a la venta en 1993 y revolucionó el segmento de los utilitarios. Tamaño mínimo y un espacio interior sorprendente.

4-renault-twingo-benetton-1996

Tras la resaca social, económica y deportiva de 1992, con la Expo de Sevilla, los Juegos Olímpicos de Barcelona y la posterior crisis (de las de antes, que duraban un año y se combatían devaluando la peseta), un simpático vehículo irrumpía en el mercado español.

El proyecto comenzó en 1989, cuando Renault encargó al diseñador Yves Dubreil un vehículo que fuera pequeño, práctico, económico y confortable y que bajo ningún concepto disminuyese las ventas del Clio.
El Twingo original se lanzó en abril de 1992 y fue vendido en Europa hasta junio de 2007. En los anuncios de televisión, el eslogan era “Twingo, invéntate cómo vivirlo’ y aparte de la pegadiza sintonía del ‘spot’, los creativos de entonces no tuvieron reparos en vender a la gente joven otro de los puntos fuertes del nuevo modelo, el coche se hacía cama.

Su frontal corto y capó paralelo al parabrisas lo asemejaban a un monovolumen, a pesar de que su altura total y la disposición de los asientos fuesen típicas de un automóvil turismo súper compacto. En los 90, era el único Renault que traía de serie cuadro de a bordo electrónico. Tenía sólo 55 CV de potencia máxima aumentada a 60 CV.
Se publicitaba como Twingo sin más, como concepto, sin diferentes motorizaciones, ni opciones, ni llantas de aleación, ni tapicerías. Así que solo podías elegir el color. Luego vendría la versión con el techo abierto, el Renault Twingo Wind “con aire acondicionado” y el Twingo Easy “dos pedales”.

renault_twingo_1996_images_1_800x600

Cómo no, tuvo series especiales: Twingo Benneton (1996), Twingo Elite (1998), Twingo Initiale Paris(1999) y Twingo Kiss Cool (2005). La producción del Twingo I en Francia duró hasta 2007, con unas 2.075.300 unidades vendidas en Europa. La producción continuó en Colombia hasta 2012, donde vendió más de 100.000 unidades desde 1995.

Smart Fortwo

¿Un coche de dos plazas para poder aparcarlo en el espacio de una moto? Swatch y Mercedes lo hicieron, el resto de la historia seguro que la conocéis.

brabus_smart_fortwo_nightrun_special_edition_2005

El Smart Fortwo, un coche de dos plazas y 2,5 m de largo. Booombazo!!! Se anunció en el Salón del Automóvil de París de 1998. Hay que decir que fue pionero en una nueva filosofía de eficiencia en el transporte, demostrando que un coche pequeño y con bajo consumo puede ser lujoso.

Es más fácil de aparcar y de conducir que cualquier otro automovil más grande, es seguro y tiene un consumo más bajo gracias a sus motores de baja cilindrada. No es un coche para transportar mucho equipaje ni para viajes largos debido a su mínimo equipaje en el maletero, pero sí es la mejor alternativa para moverse por ciudad.

Existe un Record Guinness oficial y homologado del número de personas que entran en un Smart que está actualmente en 19 personas.

Ford Escort RS Cosworth

El compacto que logró ser tan deseado como un deportivo, principalmente por su comportamiento en carretera y maneras de carreras.

DSC_1559

El Escort RS Cosworth (RS son las siglas de “Rallye Sport”), fue uno de los coches que más ha caló en el corazón de los amantes del automovilismo. Su motor Cosworth YBT de 2,0 litros turboalimentado rendía 227 CV y su brutal imagen, protagonizada por su amplio alerón posterior, tuvo gran parte de culpa de su éxito, unido, por qué no decirlo, a sus victorias en el Mundial de Rallys con François Delecour, Miki Biasion, Tommi Mäkinen o Carlos Sainz.

El Ford Escort RS Cosworth se creó para sustituir al Ford Sierra Cosworth en el mundial del rally bajo su máxima categoría del momento. La FIA estableció en el reglamento la obligación de fabricar 2.500 unidades de calle del vehículo para poder inscribir el coche en el Campeonato Mundial de Rally como Grupo A.

Debido a la gran acogida que tuvo entre el público se fabricaron más de los 2.500 vehículos, un total de 7.145 unidades, aunque hubo algunos cambios entre las primeras unidades y las posteriores siendo la más destacable la sustitución del turbo original por un turbo Garrett T25 de menor tamaño dejando el coche con una potencia de 217 cv. El Escort RS Cosworth se diseñó en las instalaciones de Ford SVO por Rod Mansfield y John Wheeler.

Fiat Multipla

No pasará a la historia por ser un coche agradable estéticamente, pero revolucionó el espacio interior, con la posibilidad de alojar a tres pasajeros en las posiciones delanteras.

fiat-multipla-fia_mul_02_1

El Multipla fue un coche innovador en 1998, o más bien rompedor casi desconcertante, con una estética rabiosamente original y un formato que no se parecía a nada (“espera a ver el frontal”, decía una pegatina en la luneta posterior en algunos países). Se denominaba como un “coche de ingenieros” debido al equipo de proyectistas que se le dio absoluta libertad para crear, con la única condición de que fuese un proyecto aceptablemente barato de realizar, por si acaso no tenía éxito comercial y había que “comérselo con patatas”. De hecho, a la vista del prototipo, se esperaban unas ventas de 40.000 al año, que luego se vieron desbordadas en los dos primeros. Así que era un proyecto radicalmente racional, sin concesiones a la estética ni a las modas.

El objetivo era meter 6 plazas y un buen maletero en 4 metros. El diseño peculiar del Fiat Multipla, con sus proporciones inusuales y un escalón entre el capó y el parabrisas, lo llevó a ser expuesto en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), aparecer en la película futurista Children of Men y recibir el galardón “Automóvil más feo de 1999” por el programa de televisión inglés Top Gear. El único motor del Multipla era un gasolina de 1,6 litros con 102 CV de potencia máxima,92 CV en la versión NaturalPower de gas natural comprimido), mientras que el diésel es un JTD de 1,9 litros con turbocompresor e inyección directa, de entre 105 y 120 CV

Volkswagen Golf Country

Tracción a las cuatro ruedas y suspensión elevada. Su eficacia en campo era sorprendente, pero ahí se quedó todo.

volkswagen-golf-country-4x4-05

Hace algo más de dos décadas, Volkswagen decidió darle un hermano mayor al Golf, ya que los responsables de la marca estaban seguros de que aquello sería un enorme éxito de ventas. Pero la realidad es que el Golf Country fue uno de los mayores fracasos de la historia del grupo automovilístico alemán.
El Golf Country presentaba una suspensión sobre-elevada que permitía un mayor recorrido de la suspensión. La conducción nunca fue muy buena, debido a la ausencia de sistemas de bloqueo de diferencial y reductoras.
El gran problema del Golf es que llegó al sitio equivocado en el momento equivocado. Para rematar la faena, VW presentó en las ferias del automóvil un Golf alto por un precio de unos 18.000 euros. VW pensaba que podía vender el Country a guardabosques, ingenieros y pescadores con mucha pasta, pero un par de meses después tuvieron que dar marcha atrás.
Generalmente se ofrecía con el motor a gasolina 1.8 L 114 CV, y como opción estaba el motor 1.6 L Turbodiesel 75 CV. Sobre el Golf Country se ofrecieron varias opciones. El Golf Country Allround (160 unidades producidas), el Golf Country Chrompaket (558 unidades producidas) y el Golf Country GTI (50 unidades) reservado únicamente para ejecutivos de Volkswagen.
Dos décadas después es el momento de darle al Golf Country el lugar que le corresponde dentro de la historia del automóvil, ya que probablemente si hoy saliese a la venta en medio de la vorágine de los crossovers, allroads y SUVs, sería todo un éxito.

Volkswagen Corrado

Un deportivo accesible para (casi) todos con una potencia que llegaba a los 192 CV.

El Volkswagen Corrado es uno de esos coches que se echan de menos, uno de los últimos deportivos de la “vieja escuela”.

vw-corrado-g60-2

Concebido por Volkswagen pero fabricado por Karmann, es uno de los últimos coches de la marca que ha llevado el sello del célebre carrocero, hoy casi desaparecido. Uno de esos modelos que da gusto ver por las calles, continuador de una estética de coupé muy llamativa que había comenzado con el Scirocco en 1974.

El Corrado salió a la venta en 1988 portando como motor base el conocido y casi inmortal 1.8 de 16 válvulas, que luego recibió un turbo, pasando a incorporar el nombre de G60 en su denominación. Más tarde la marca alemana incorporó ya el motor dos litros de 16 válvulas del Volkswagen Golf, junto con el propulsor que les robaría el sueño a muchos, el VR6 de 2,9 litros, 7,2 segundos para acelerar de 0 a 100 no estaba nada mal para un coupé en aquellos tiempos. Tenía una estética muy noventera y calzaba de serie unas llantas BBS Solitude de 15 pulgadas.

Debido a su elevado precio, hacia el final de su vida, Volkswagen hizo un intento casi desesperado por hacerlo más accesible, con una versión con motor dos litros de 8 válvulas, de la cual vendió solamente 213 ejemplares.

El Corrado gustaba a todos, pero seguía siendo un coche que no era para todos y pasaba a ser un modelo más que comenzaba su decadencia. A pesar de que en EEUU las ventas funcionaban bastante bien, se decidió cancelarlo en ambos mercados simultáneamente. En Europa hubo lugar todavía para versiones especiales del VR6 que al día de hoy son los más buscados por los coleccionistas, entre ellos, el Corrado Storm del cual se realizaron 500 ejemplares entre 1994 y 1995.

Ford Ka

Este modelo urbano demostró que se puede aunar estilo y practicidad y ofrecerlo por un precio de saldo.

ford-ka_782_4

En 1991, Ford Europa encargó a Pininfarina un diseño para un coche, que se posicionase por debajo del Ford Fiesta y se enfrentase al Fiat Cinquecento, el Peugeot 106 y el Renault Twingo. Fue uno de los primeros modelos de Ford en incorporar el diseño “New Edge”, con curvas pronunciadas y ángulos marcados. Está basado en la plataforma del Ford Puma y de la tercera generación del Fiesta.

La historia del Ford Ka comenzó en el Salón de Ginebra de 1994. Se ofrecía inicialmente con una carrocería hatchback de tres puertas. En 2003 se lanzó el StreetKa, una versión descapotable de dos plazas con techo de lona que se posicionó muy bien entre los más jóvenes. El Ka comenzó su andadura disponible con cinco motores de gasolina de cuatro cilindros en línea: un Endura-E de 1.3 litros de cilindrada y 60 CV de potencia máxima, un Duratec de 1.3 litros y 68 CV, un Zetec RoCam de 1.0 litros y 65 CV, un Zetec RoCam de 1.6 litros y 95 CV y un Zetec RoCam de 1.6 litros Turbo y 120 CV.

Para la época mostraba un diseño totalmente revolucionario, cuya principal característica eran sus formas redondeadas tanto en el exterior como el interior. Toda una revolución. Llamaban la atención desde las ópticas delanteras, hasta el generoso paragolpes trasero, en un primer momento ofrecido en color negro. El Ka podía gustar o no, pero no iba a pasar desapercibido jamás.

Audi TT

El deportivo compacto confirmó una nueva era de estilo y tecnología en Audi. El prototipo fue presentado en 1995 durante el Salón del Automóvil de Francfort y desde el primer momento causó gran sensación entre los fanáticos de los deportivos gracias a su diseño elegante, único y futurista. El nombre TT indicaba Tourist Trophy.

audi_tt_1998_coupe_1

Se trataba de un V6 de 2,7 litros, con unos conservadores 174 caballos de potencia, repartidos a través de una caja de cambios de cinco relaciones entre las cuatro ruedas motrices.

El diseño fue visto como audaz, innovador y revolucionario. Mientras el automóvil tomó prestado algunos elementos de diseño de vehículos anteriores, el diseño en general fue considerado por muchos como verdaderamente único. A pesar de su suave curvado tan atractivo, el diseño no llevaba aerodinámicas revolucionarias de ningún tipo. El TT representó una desviación de mucha de la estilización que dominaba el mercado automotriz en aquella época.

El Audi TT gracias a un diseño de vanguardia y a la furia irresistible de sus potentes motores, sigue siendo un icono en nuestros días, y ya va por su tercera generación. Este bólido alemán conserva su inconfundible figura, a pesar de que la fábrica no ha frenado su constante evolución.

Y hasta aquí nuestra lista. Como habréis visto y leído, hemos puesto unas cuantas máquinas del asfalto que marcaron la época de los 90. Una gran década para el mundo del motor de la que todavía tenemos mucho que aprender.

Dejar respuesta