En la vida y en la conducción, la prevención siempre será tu mejor arma. Y es que estar preparado para afrontar cualquier problema te ayudará a salir más fácil de él. Por eso, te recomendamos 7 herramientas que te librarán de más de un apuro y, sobre todo, evitarán que nada pueda estropearte el viaje.

Porque, ¿acaso hay algo más molesto que sufrir una avería en el coche cuando tienes algún plan o, simplemente, quieres disfrutar sin más de tu pasión por las cuatro ruedas? Probablemente sí, que te ocurra en algún sitio sin cobertura, que estés incomunicado o que no tengas batería y no puedas recurrir a la asistencia. En estas situaciones, resulta de gran ayuda tener a mano unos sencillos utensilios que o bien te permitan solucionar la avería o, al menos, te ayuden a conseguir arrancar el vehículo para moverte y conseguir ayuda.

Llave inglesa o multiusos y llave de matraca: pueden salvarte en más de una ocasión en la carretera, ya que son esenciales para atornillar o aflojar tornillos. Para que no se nos escape nada, también sería apropiado tener un destornillador plano y otro de estrella.

Llave inglesa

Linterna: quizás uno de los utensilios que más falta te haga si sufres una avería, más aún si sucede durante la noche. Tanto para alumbrar en la oscuridad como para ver todos los rincones del motor de tu vehículo, la linterna entra en nuestra lista de imprescindibles ya que te marcará mucho mejor el camino a seguir para resolver el problema.

Linterna

Alicates con zona de corte: muy útiles si necesitas solucionar algún problema que implique un corte de una pieza, como la necesidad de pelar cables para una reparación concreta.

Alicates

Bridas: pese a su pequeño tamaño y sencillez de uso, unas cuantas bridas en el maletero pueden ayudarte a salir del paso en más de un apuro, como por ejemplo con la rotura del anclaje de un manguito del motor. Las bridas serán muy útiles, pero recuerda: son temporales.

Bridas

Llave dinamométrica o de torque: de gran utilidad a la hora de apretar y retirar los tornillos en situaciones que supongan, por ejemplo, cambiar una rueda. Teniendo en cuenta que el pinchazo de un neumático se encuentra entre las incidencias que más sufrimos con el coche, no está de más destinar una parte de nuestro maletero a guardar una de estas.

Caja con fusibles de refracción: quizás menos habitual, pero igual de necesario. Lleva una en tu coche ya que te será imprescindible en caso de que aparezca la señal de aviso en el panel de instrumentación de tu coche.

Cinta americana: cinta adhesiva de gran resistencia y que te puede servir para infinidad de cosas. Si vas a ir de viaje, lleva una siempre contigo.

 

Cinta Americana

¡Y recuerda! Estar bien preparado te ayudará a solucionar antes el problema para poder viajar más tranquilo sabiendo que una avería no podrá aguarte la fiesta.

Dejar respuesta