Con la llegada del verano y del buen tiempo, llegan también las alergias, una enfermedad que sufren millones de personas alrededor del mundo. Y es que los síntomas de la alergia y los efectos de la medicación, influyen negativamente en la conducción.

Los síntomas más comunes son picor en la nariz, en la piel, ojos, lagrimeo, asma y picor en la garganta. Y es que todos ellos pueden afectar a la conducción.

allergy-1738191_1920

Datos de interés

  • El picor de nariz produce más de cinco estornudos y cada uno de ellos equivale a 2/3 segundos, lo que provoca que podamos estar hasta quince segundos sin prestar atención a la carretera.
  • Más del 50% de los alérgicos padecen alguna alteración en el sueño, lo que produce consecuencias negativas a la conducción.

Los antihistamínicos usados por los alérgicos tienen grandes efectos secundarios en la conducción, cuyo efecto, principalmente sedante, deteriora el rendimiento psicomotor, lo que hace que disminuya su capacidad para razonar y memorizar, y tarde más tiempo en tomar una decisión.

¿Qué medidas hay que tomar?

  • Para minimizar los riesgos, hay que reducir la exposición a los alérgenos, y además no automedicarse más de la cuenta.
  • Mantén los filtros de aire de tu coche limpios para este verano: evitarás que entren partículas alérgenas. En Norauto puedes probar Air Vitality, y así tener el habitáculo del aire acondicionado completamente limpio y fresco.
  • Limpia el coche siempre que se haya transportado algún animal.
  • Comienza el tratamiento dos o tres días antes para que el organismo se habitúe y así los efectos secundarios sean menores.

Dejar respuesta