Este mes de septiembre es todavía un mes caluroso. Es en estos meses de calor cuando más averías se registran en los automóviles españoles, según datos de la aseguradora Mapfre recogidos en el  Blog de Connection Soft Service. Por lo general, las averías más comunes tienen que ver con el sistema eléctrico del coche, o con el motor.

De todas las averías registradas que se han producido en los meses más calurosos, más de la mitad tienen su origen en la batería del coche. Suele ser porque está descargada o, directamente, es necesario cambiarla. Esto es una consecuencia, entre otras, de las altas temperaturas.

Imagen extraída de revistacar.es
Imagen extraída de revistacar.es

También nos cuenta la aseguradora que una de cada cuatro llamadas a asistencia en carretera es debido a problemas con el motor, situándose así a la cabeza del ranking de averías en carretera. A los problemas de motor le siguen los fallos en las instalaciones eléctricas, que representan un 10% del total de averías que se han producido en los meses de calor. A la cola del podio de las averías encontramos los pinchazos y los reventones, representando tan solo el 2% de las llamadas a asistencia.

A parte de las averías producidas, Mapfre nos cuenta que alrededor del 40% de las asistencias en carretera que se registran durante todo el año, se producen entre junio y septiembre. Claro está que se debe por el hecho de que hay un incremento de vehículos en carreteras, un aumento en el número de desplazamientos y también un aumento en las distancias de los trayectos.

Por si acaso, y para evitarnos problemas sea la época del año que sea, desde Norauto recomendamos revisar todos los sistemas del vehículo con frecuencia y realizar un mantenimiento adecuado para alargar la vida de nuestro coche, además de garantizar nuestra seguridad y la de los nuestros durante los viajes en coche, ya sean cortos o largos.

Dejar respuesta