A la espera de que España se decante o no, por un horario fijo y deje atrás el cambio horario, en la madrugada del sábado 27 de octubre al domingo 28 se pone en marcha el horario de invierno. Esto nos obliga a retrasar una hora los relojes, a las tres de la madrugada serán las dos, y tiene un impacto tanto en la vida social como laboral de las personas, ya que para muchos será de noche tanto en el despertar como, por ejemplo, a la salida del trabajo.

Este cambio horario también afecta a nuestra seguridad vial y el importante papel que juegan las luces en todos estos desplazamientos. Durante el invierno las horas de luz solar se reducen, por lo que tanto ser visibles como tener una buena visibilidad, cobra un papel destacado en la carretera.

Luces: cinco consejos a seguir con el cambio horario

1. Revisa que todas las luces del automóvil están en perfecto estado y que no hay ninguna fundida. Comprueba las luces de posición, de cruce (cortas), las de carretera (largas), las antinieblas delanteras y traseras, las de marcha atrás, las de emergencia y los intermitentes. Ten en cuenta que además de ser útiles y necesarias en las horas de menos luz, también son importantes en caso de condiciones climatológicas adversas como lluvia, nieve o niebla.

road-2603047_1920

2. También debes comprobar su correcta nivelación para no producir deslumbramientos en el resto de vehículos.

3. Si tu coche cuenta con luces de conducción diurna, no tienes que preocuparte por encenderlas nada más coger el coche, algo que sí hay que tener en cuenta si no dispones de ellas. En este caso, debes encender las luces de circulación. Aunque no es obligatorio, te recomendamos llevarlas encendidas durante todo el día para ser más visibles y ver mejor. La DGT calcula que con la luz de cruce durante el día se reducirían un 10% las víctimas mortales en carretera. Los últimos datos disponibles de 2016 indican que la falta de luz estuvo presente en un total de 7.413 accidentes con víctimas.

4. Es importante elegir bien el tipo de luz del que va a disponer el vehículo. Hay diferentes opciones:

  • Los faros led ofrecen una gran iluminación y un bajo consumo energético. Sin embargo, su sustitución debe realizarse en un taller.
  • Los faros de xenón ofrecen un mayor campo de visión, con una luz más clara y de mayor alcance. Ofrece hasta tres veces más de luz que un halógeno. Además, consume menos potencia y tiene una mayor vida útil.
  • Las luces halógenas son las más comunes y han sido las más utilizadas durante años. Tienen una vida útil menor y ofrecen una menor iluminación.
  • Los proyectores láser se están empezando a utilizar como apoyo a los faros normales para obtener una luz de largo alcance.

5. Por supuesto, las luces deben ser homologadas. No sirve poner cualquier tipo de luz al coche, ya que de esta forma se está poniendo en riesgo tanto su propia seguridad como la del resto de usuarios.

headlights-1449254_1920
Por último, te recordamos que cambiar las luces no es una tarea fácil en muchos modelos de automóviles, especialmente en los más nuevos. Y es que, según el fabricante, puede ser incluso necesario llegar a desmontar el faro por completo. De ahí la necesidad, en muchos casos, de acudir a un profesional que pueda realizar el cambio de luces por unas nuevas con total seguridad.

Es importante comprobar periódicamente el estado de funcionamiento de todas las luces del vehículo para que tus trayectos en coche sean más seguros para ti, y para los demás conductores y peatones.

Dejar respuesta