Llega el verano y con él los desplazamientos a la playa. Bañarse en el mar, caminar por la arena… Son deseos que al fin se cumplen para muchos durante los meses de verano. Aunque la playa es sinónimo de desconexión y disfrute, esto no se traslada al coche, que sufre especialmente cuando está cerca de la arena y el mar. En Norauto ofrecemos una serie de recomendaciones que se pueden poner en práctica para evitar que el coche se vea afectado por el verano.

CONSEJOS

1. LA ARENA: es uno de los grandes enemigos. Se recomienda utilizar alfombrillas de repuesto. De esta forma, una vez terminado el verano, sólo habrá que cambiarlas por las anteriores u otras nuevas. Esto no quita que se tenga que aspirar en profundidad el coche para evitar que la arena se quede en su interior.

2. También se aconseja poner FUNDAS en los asientos. De esta forma, se evitan daños en la tapicería.  

3. Los coches se llenan de arena cuando están aparcados en las proximidades de la playa. Por supuesto, esta arena afecta a la pintura del coche, a los cristales e incluso a los faros. Se recomienda evitar APARCAR tan cerca y, en todo caso, intentar estacionar el vehículo de espalda a la costa. De esta forma, se reduce el impacto de la brisa marina.

shutterstock_550786816

4. ¿Vas en coche a la playa?, haz hincapié en la LIMPIEZA previa de los ocupantes antes de montarse. Comprueba que todos están completamente secos para no dañar los asientos. Cuanto más limpios estén los pies, menos arena habrá después en el interior.

5. Si el coche va a permanecer mucho tiempo estacionado, se recomienda que esté en un lugar cerrado como puede ser un garaje o un parking. En la calle, se aconseja estacionarlo en un lugar con SOMBRA y retirado de la zona de playa.  Otra opción es cubrirlo con una lona protectora.

6. Utiliza un PARASOL para evitar que el sol deteriore el interior como puede ser el volante o la palanca de las marchas.

water-2208931_1920

7. El salitre es un mineral que se encuentra en la sal y, por lo tanto, en el mar y que favorece la corrosión de los materiales. Afecta tanto al exterior del coche como al interior, pudiendo deteriorar incluso los elementos metálicos y el motor. Por este motivo, recomendamos realizar una limpieza en profundidad de todo el automóvil, aunque lo recomendable es ir haciéndolo con periodicidad para que no se acumule y se produzca el menor daño posible.

Aconsejamos utilizar aire a presión y un aspirador potente para el interior del vehículo, así como aire y agua a presión para limpiar la carrocería. Es importante ELIMINAR TODA LA ARENA antes de echar agua sobre el coche. No se debe frotar hasta que se haya eliminado toda la arena, ya que se dañaría la pintura. También hay que limpiar los bajos y las ruedas. Es recomendable frenar varias veces para comprobar que funcionan adecuadamente después del lavado.

playa arena coche

Si sigues estas recomendaciones tu coche te lo agradecerá, ¡y la vuelta a la rutina después del verano será más fácil para ambos!

Dejar respuesta