Con la nieve nuestros neumáticos no tienen la misma adherencia. Además con la bajada de las temperaturas y el aumento de la humedad en el ambiente, pueden aparecer las temidas placas de hielo, un peligro que es difícil de detectar cuando estamos conduciendo.

Cuando comienza a nevar, es el momento más peligroso, ya que la calzada se convierte en una pista deslizante, y a medida que se acumula, las dificultades aumentan y se hace imposible la conducción sin cadenas.

6739806483_6de558dd80_bAnte esta situación debemos extremar las precauciones y es recomendable que continuemos nuestro camino con las luces de cruce, una velocidad moderada y respetando la doble distancia de seguridad estipulada por la DGT. Además debemos procurar avanzar sobre las rodadas del coche que nos precede, realizando suaves movimientos de volante y evitando acelerar y frenar bruscamente.

Cuando nos encontramos placas de hielo en el camino, el agarre de nuestros neumáticos se ve reducida drásticamente, lo más importante es evitar bloquear las ruedas de un frenazo brusco, ya que perderemos el control de la dirección de nuestro coche.

¿Sabías que existen hasta 4 niveles de gravedad del estado de las carreteras en caso de nevadas?

Verde: cuando comienza a nevar. No debemos superar los 100 Km/h en autopistas y los 80Km/h en el resto de vías.

Amarillo: en este caso, nos encontramos la calzada parcialmente cubierta de nieve y se recomienda que los turismos y los autobuses no superen los 60 Km/h. procurando reducir la velocidad en las curvas y en los descensos.

Rojo: cuando la carretera se encuentra totalmente cubierta y se prohíbe el paso para camiones y vehículos articulados.

Negro: se prohíbe la circulación para todo tipo de vehículos por riesgo de quedarse inmovilizados.

Para estos casos dispones de distintos tipos de cadenas para conducir con seguridad sobre la nieve, existen diferentes modelos que se adaptan a tu vehículo y que siempre debemos llevar en el maletero para no quedarnos tirados.

Cadenas nieve

  • Cadenas metálicas: aunque ruidosas, son duraderas y eficaces, son las más utilizadas aunque su instalación resulta algo complicada.
  • Cadenas textiles: perfectas para llevarlas por precaución, son muy fáciles de instalar y muy eficaces.

Si tu vehículo presenta dificultades en la instalación de cadenas, Norauto pone a tu disposición de sus especialistas, que te recomendarán el modelo más adecuado para tu coche.

Dejar respuesta