La lluvia convierte la carretera en todo un desafío, nos encontramos con atascos, balsas de agua, problemas de visibilidad… y, sobre todo, un asfalto mucho más peligroso que reduce el agarre de los neumáticos.

Conducir es un placer, pero con la lluvia siempre nos exponemos al riesgo, ya que la superficie del asfalto se vuelve mucho más deslizante, la DGT nos avisa de que la lluvia es el fenómeno que más accidentes de tráfico provoca. Además de los factores externos que intervienen en la conducción, es importante que nuestro vehículo esté preparado para cualquier desafío en carretera. Consulta si tu taller de confianza forma parte de la red de talleres Norauto, y acércate a revisar que todos los componentes estén en perfecto estado.

Porque nos preocupamos por tu seguridad te ofrecemos unos útiles consejos para que, haga el tiempo que haga, tus desplazamientos siempre sean seguros.

CUIDADO CON LA VELOCIDAD

car-vehicle-measuredd-fast

 

 

Cuando llueve, los neumáticos no tienen la misma adherencia a la carretera. La recomendación es reducir la velocidad más de lo normal, evitando los movimientos violentos sobre todo cuando nos desplazamos por autovía.

LA DISTANCIA DE SEGURIDAD ES IMPORTANTE

La Dirección General de Tráfico aconseja respetar una distancia de seguridad de al menos 3 segundos con el vehículo que llevamos delante. Además, de esta forma, también se evitará el denominado ‘efecto spray’ agua pulverizada y sucia que nos resta visibilidad cuando más la necesitamos.

CUIDADO CON LA PINTURA BLANCA

La pintura blanca de las carreteras que nos ayudan a conducir y respetar los carriles, cuando lleve puede convertirse en un riesgo. Ya que esa superficie es resbaladiza cuando se encuentra mojada, pudiendo ocasionar una pérdida del control del vehículo. Mucho cuidado especialmente con los pasos de cebra.

LAS HUELLAS DEL COCHE ANTERIORProcessed with VSCOcam with c8 preset

Cuando conducimos justo por encima de las marcas que ha dejado el coche, nuestro coche tendrá mejor agarre al pavimento.

LOS CHARCOS

Los charcos reducen considerablemente la unión entre los neumáticos y la carretera. También, reducen la visibilidad de posibles obstáculos en la carretera, por ello recomendamos reducir la velocidad.

MAYOR VISIBILIDAD

pexels-photo-125510

La visibilidad en carretera es realmente importante, pues es un elemento que garantiza nuestra seguridad en las vías públicas, y más aún cuando las condiciones climatológicas no son buenas. Si circulamos cuando no hay sol, es necesario llevar las luces encendidas, y además correctamente reguladas. Te recomendamos que te asegures de su correcto funcionamiento acudiendo a tu centro Norauto más cercano.

COMPRUEBA LOS NEUMÁTICOS

El desgaste de los neumáticos hacen que se deslicen más fácilmente por la carretera, haciendo que las condiciones de frenado sean peores a las que estamos acostumbrados, sobre todo cuando llueve. Ahora cuentas con una Red de Talleres Asociados a Norauto a los que puedes acudir ahora que el invierno ha llegado.

conducir-lluvia-neumatico

EL FAMOSO ‘AQUAPLANING’

Si el asfalto no evacua bien el agua y se han producido grandes charcos, el coche podría sufrir el fenómeno conocido como ‘aquaplaning’. Que provoca que el coche se deslice por la calzada, para evitarlo debemos reducir la velocidad y sujetar con fuerza el volante. Si, a pesar de todo,perdemos el control , debemos corregir en la medida de lo posible las pérdidas de trayectoria y evitar acelerar o frenar.

 

En definitiva, la precaución y el buen mantenimiento de nuestros vehículos son los factores claves para no tener ningún accidente haga el tiempo que haga. Por ello Norauto pone a tu disposición una amplia Red de Talleres que cuenta con más de 1300 asociados para que puedas poner tu coche a punto en cualquier momento.

Dejar respuesta