A partir del 24 de octubre el Ayuntamiento de Madrid pone en vigor su nueva ordenanza de movilidad sostenible. En ella se regula la circulación de monopatines y patinetes eléctricos, los nuevos integrantes de la movilidad alternativa que necesitaban una regulación.

Circulación a 30 kilómetros por hora

Tanto los coches como las motos deben circular en Madrid a 30 km/h como máximo, salvo en calles con varios carriles por sentido. Esta reducción de la velocidad tiene como objetivo mejorar la seguridad vial y hacer compatible la convivencia con otros vehículos urbanos como patinetes y bicicletas eléctricas.

En las calles donde acera y calzada se encuentran al mismo nivel la velocidad máxima será de 20 km/h. Por otro lado, en las grandes avenidas se mantienen las ciclocalles, señalizados horizontalmente con símbolos de bicicletas limitados a 30 km/h.

Patinetes, ¿por dónde pueden circular?

Los patinetes tienen permitido circular por todas las calles de Madrid con límites de velocidad de 30 y 20 km/h y también por los carriles bici. Solo podrán subir a las aceras aquellos que no tengan motor y sin superar los 5 km/h. La edad mínima para circular con patinete por las calle de Madrid es de 15 años. Los menores de 16 años deberán usar de forma obligatoria el casco, y se recomienda al resto de conductores.

shutterstock_637418623Los patinetes eléctricos por otro lado no podrán circular en ningún caso por la acera. Deberán hacerlo en la calzada por la parte central del carril. Queda expresamente prohibida su circulación por los carriles bus y por los tramos de la M-30 sin semáforos. Queda pendiente el análisis de su circulación por las ciclocalles.

Las pegatinas de la DGT serán obligatorias

Todos los coches y motos que accedan a la ciudad de Madrid, incluso aquellos que lleguen de otros municipios, deberán llevar de forma obligatoria en un plazo de seis meses los distintivos ambientales de la DGT.

Capture

La DGT califica los vehículos con cuatro etiquetas en función de su contaminación: B, C, Eco o Cero Emisiones. Se quedan fuera los matriculados antes del 2000 o los diésel de antes de 2006, los más contaminantes. Estas medidas forman parte de la aplicación del Ayuntamiento de su nuevo protocolo contra la contaminación.

El centro, limitado

Esta nueva ordenanza crea Madrid Central, en el que se limita un espacio al tráfico privado que abarcael distrito centro y cuyo perímetro está señalizado con una línea roja. A partir del 23 de noviembre solo podrán acceder los residentes y sus invitados (20 como máximo al mes), aquellos que tengan un vehículo con etiqueta Eco o Cero Emisiones o acudan a un aparcamiento, entre otros.

urban-landscape-3197578_1920

De igual forma podrán acceder las familias con hijos en colegios del interior de Madrid Central con autorizaciones otorgadas por los propios centros. Este área tendrá un reglamento específico antes de su entrada en vigor, con permisos para colectivos como los transportistas. Además, las personas con movilidad reducida circularán y aparcarán en Madrid Central sin problemas.

Los peatones tienen la prioridad

Las aceras se han convertido en un punto de conflicto con la llegada de los nuevos medios de movilidad sostenible. Para solucionarlo se impide que se supere la velocidad de los viandantes por parte de ningún tipo de movilidad (patinetes, monopatines, sillas de ruedas con motor…), fijada en 5 km/h.

crossing-801713_1280

Motos y bicis deben aparcar dejando tres metros de ancho para evitar cortar el paso a otros vehículos. Los peatones no tendrán prioridad para cruzar salvo en zonas muy reducidas señalizadas verticalmente.

Las bicis podrán ir en dirección contraria

Desde mañana las bicicletas podrán circular en dirección contraria en calles de 20 y vías que lo señalicen, así como girar a la derecha con el semáforo en rojo. Sin embargo su circulación por las aceras está prohibida así como en otras zonas peatonales a excepción de menores de 12 años acompañados por un adulto a pie.

bike-path-2441777_1920

En la calzada deben circular en la parte central del carril, y se permite la circulación de dos ciclistas en paralelo cuando no suponga riesgo.

Bicicletas, patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad sostenible pueden ser anclados a vallas u otros elementos como farolas. Queda prohibido en bancos, marquesinas o árboles, y deben dejar tres metros libres de acera cuando estacionen.

Las motos se quedan fuera de la acera

Mientras dejen un espacio de tres metros, las motos pueden aparcar en las aceras, pero con excepciones. En el cetro no podrán aparcar si hay banda de estacionamiento en la calzada. Poco a poco el Ayuntamiento busca extender la restricción a toda la ciudad para dar prioridad a los peatones, apartando las motos de las aceras.

instagram moto city

Los parquímetros

En la ordenanza se definen las Zonas de Aparcamiento Vecinal (ZAV), donde se podrá poner aparcamientos de pago fuera de la M-30 para los no residentes. Queda pendiente de desarrollo en un reglamento posterior.

Recuerda circular siempre de forma segura independientemente del vehículo que utilices, y respetando las normas de seguridad.

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta