La Semana Europea de la Movilidad se celebra cada año entre el 16 y el 22 de septiembre. Se trata de una iniciativa europea que anima a las ciudades a introducir y promover medidas de transporte sostenible e invita a los ciudadanos a probar alternativas al uso del automóvil. Este año el tema es la movilidad sostenible, específicamente la “Multimodalidad”.

0001

La multimodalidad promueve el uso y la combinación de distintos modos de transporte para los desplazamientos urbanos, tanto para pasajeros como para mercancías. Esta combinación implica aumentar al máximo los beneficios para los pasajeros: los costes, la rapidez, la flexibilidad, la comodidad, la fiabilidad, etc. También ofrece beneficios sociales como la reducción de contaminación y la congestión, o la mejora de la calidad de vida y la salud.

Uno de los impulsores clave en la promoción de la multimodalidad es la creciente tendencia hacia la digitalización en la movilidad urbana.

¿Conoces todas las formas de moverte en la ciudad?

Son muchas las formas de moverte en la ciudad: motorizadas, sin motor, compartidas, públicas, individuales, tradicionales, nuevas… Sin olvidarnos de caminar, ir en bicicleta, el transporte público (cómo el autobús, el tranvía, el metro y el tren), y muchas otras como bicicletas compartidas, taxis, lanzaderas o coches compartidos.

passengers-1150043_1920

La multimodalidad cubre en este contexto multitud de posibles combinaciones para los desplazamientos dentro de la ciudad. Los viajes urbanos tienden a ser más breves en comparación con los interurbanos, algo que describe la multimodalidad a través del uso de distintos modos de transporte para diferentes viajes dentro de la rutina semanal. Si el viaje es corto la mejor opción puede ser caminar, la bicicleta o el patinete eléctrico mientras que el autobús o el tren son adecuadas para viajes más largos.

Con las mejoras digitales los viajes multimodales han evolucionado hacia medios más sostenibles. Para que el transporte siga evolucionando es crucial el mantenimiento de unas buenas infraestructuras y la construcción de centros multimodales. Las tarjetas inteligentes para facilitar el pago o las apps con información sobre el transporte público aumentan la comodidad de combinar diferentes modos de transporte activos y colectivos.

asphalt-1867328_1920

Gracias a esta digitalización se ha reforzado el concepto de “movilidad como servicio (MaaS)“. Este término incluye como tópico central la integración de diversas formas de transporte en un único servicio de movilidad al que puede accederse a demanda. A través de una app con un único pago.  MaaS tiene un gran potencial para alcanzar una movilidad sin fisuras si se implanta de acuerdo con los mejores marcos de políticas de apoyo.

Beneficios de la multimodalidad

Son muchos los beneficios que proporciona moverse por la ciudad aprovechando las diferentes soluciones de transporte:

  1. Aprovechar el tiempo al máximo: durante el trayecto en un transporte público puedes leer, trabajar desde tu smartphone, hablar con amigos o sencillamente, sentarte relajado mientras escuchas música.
  2. Hacer algo de ejercicio nunca viene mal: ir al trabajo en bicicleta o caminando en distancias cortas (de hasta 5km) proporciona los 30 minutos de ejercicio al día recomendados para mantenerse saludable y en buena forma. Las personas que caminan al menos 25 minutos al día pueden esperar vivir, de medio, entre tres y siete años más.
  3. Ahorrar dinero: mantener un coche cuesta dinero. Dependiendo de tus trayectos habituales y con una combinación inteligente de ellos puede salirte más económico. Caminar es gratis, una bicicleta eléctrica o un bono mensual de transporte público es relativamente barato. La movilidad compartida también es una gran opción.
  4. Hacer de nuestra ciudad un lugar mejor dónde vivir: la relación entre los coches y la ciudad supone muchos retos: contaminación, congestión, uso del espacio urbano, seguridad de las vías públicas, salud… Al combinar diferentes modos de transporte podemos responder de forma colectiva a estos problemas e incluso lograr producir beneficios económicos para la sociedad.
  5. Recuperar la grandeza del planeta: la movilidad urbana es responsable del 40% de todas las emisiones de CO2 del transporte por carretera. Dado que los coches particulares son el punto central de los hábitos de movilidad europea, la posibilidad de mejora es enorme y una combinación de modos de transporte proporciona suficientes opciones para alcanzar los objetivos de flexibilidad, rapidez y comodidad que proporciona el coche particular.

 

 

Dejar respuesta