Uno de los componentes más importantes de tu vehículo es el sistema de frenado

Para garantizar una conducción segura en carretera, es importante que los elementos de tu coche estén en perfecto estado, en especial el sistema de frenado. Si tu coche tiene ya algunos años, esto te interesa. ¡Sigue leyendo!

Unos frenos en mal estado son menos eficaces y necesitan más distancia para frenar. Lo ideal es revisar el sistema de frenado al menos una vez al año.

Aprovecha la Tarifa Única de Frenado

Con Norauto, ahora es más fácil que nunca tener el sistema de frenado en perfecto estado. 

Nuestros expertos nos cuentan la importancia de revisar el sistema de frenado y porqué debes poner especial atención si tu coche tiene más de 14 años.

¿Cómo detectar que algo falla en el sistema de frenado?

Además de revisar los frenos al menos una vez al año, ¿cómo puedes detectar que algo va mal? Atento a estas indicaciones y, si notas algunas de ellas, ¡pregunta por la Tarifa Única de Frenado en tu taller Norauto!

  • Si notas vibraciones al accionar el pedal del freno, puede deberse a una anomalía en el sistema de frenos. Pero ¡ojo!, no hay que confundir las vibraciones con las que se notan cuando el ABS entra en acción.
  • ¿Oyes un chirrido al frenar? Esto puede indicar un problema en el disco o en las pastillas de freno. 
  • Si el pedal del freno se hunde al pisarlo, puede que las pastillas estén desgastadas, haya poco líquido de frenos o poca presión en el circuito de frenado.
  • ¿Tienes que pisar con más fuerza de lo habitual el pedal para frenar? Entonces las pastillas o los discos necesitan revisión.
  • El pedal del freno está demasiado blando o esponjoso. Posiblemente haya que revisar el líquido de frenos o tengamos problemas con los latiguillos, el pistón de la pinza o la incluso con la propia pinza. 
  • Si el pedal está demasiado duro y ofrece resistencia, puede tratarse de un problema con el servofreno, con el líquido de freno o simplemente que las pastillas estén sucias.
  • El coche frena de forma desigual y se desvía hacia un lado. Podría deberse a que las pastillas de un lado estén sucias o impregnadas de grasa o líquido de frenos, entre otras causas.

Ante cualquiera de estos síntomas, acércate a tu taller Norauto más cercano para que revisen el estado de tus frenos.

 

Dejar respuesta